Ceos

Todo o que seguiu ata o fin da tarde uliu distinto, o aire húmido do centro estaba cheo de pozos de fragancia (volvín a pé ata a miña casa, creo que lle prometera á miña nai cear con ela) e en cada pozo de aire os arumes eran máis crus, máis intensos, xabón amarela, café, tabaco negro, tinta de imprenta, herba mate, todo cheiraba encarnizadamente e tamén o sol e o ceo eran máis duros e estimulantes

O outro ceo, Julio Cortázar.

Todo lo que siguió hasta el fin de la tarde olió distinto, el aire húmedo del centro estaba lleno de pozos de fragancia (volví a pie hasta mi casa, creo que le había prometido a mi madre cenar con ella), y en cada pozo del aire los olores eran más crudos, más intensos, jabón amarillo, café, tabaco negro, tinta de imprenta, yerba mate, todo olía encarnizadamente, y también el sol y el cielo eran más duros y acuciados.

El otro cielo, Julio Cortázar.


contenidos © Negra Sombra - Fotografía y Diseñocreado en Bluekea